mujer.jpg

Eva. 36 años. 

Periodista

Hay personas que se cruzan en tu vida y te la cambian, porque nada vuelve a ser igual que antes de conocerlas. Un amigo, un profesor, una pareja... En mi caso debo añadir a la lista a Azahara. Ella dirá que es todo mérito mío, de mi deseo de cambiar y del esfuerzo que puse en el empeño. Pero las dos sabemos que sin ella guiándome en ese camino hoy yo no sería la mujer que se mira feliz en los espejos, que es capaz de echarse sin pensarlo una carrera para coger el Metro y que curiosea las tiendas de ropa sin el recelo de preguntarse si tendrán su talla. Con su dulzura, comprensión y al mismo tiempo firmeza, y sobre todo con su perspicacia para comprenderme mejor que yo misma, sus menús y sus trucos para gestionar adecuadamente mi relación con la comida, Azahara me ha ayudado a recuperar el cuerpo que tenía a los veinte años y ganar una autoestima relativa a mi aspecto físico que apenas recuerdo haber tenido. Y eso me ha cambiado la vida entera. Gracias.


cris.jpg

Cristina Soria Ruiz

Coach, periodista y escritora

Azahara no es una nutricionista más. Con ella aprendes a comer, rompes mitos y transformas miedos y creencias sobre la dieta. Cuando yo comencé con ella hace ahora un año me enseñó qué y cómo comer. Y esa es la clave para incorporar en tu vida nuevos hábitos alimenticios, que no sólo los he aplicado yo sino toda mi familia. Su dulzura, condescendencia y su paciencia hace que este camino sea llevadero y todo un descubrimiento de uno mismo.


mujer.jpg

Marta.  26 años

Profesora

Nunca imaginé que me gustaría ser imperfecta. Estuve mucho tiempo exigiéndome tanto que me vi sumergida en un bucle que consistía en ir de la restricción al atracón. Por ello, busqué ayuda y encontré más de lo que esperaba.

No es fácil, pero con alguien que me señala el camino y comprende tan bien cómo me siento he perdido muchos kilos. Kilos de inseguridades, miedos, pensamientos irracionales y una larga lista de complejos. Y esto es así, no me sobraba peso, pero no me daba cuenta. Sigo descubriendo cada día que la belleza está en muchos aspectos, no sólo de los demás sino de mí misma. Voy pisando más fuerte mientras compruebo que quererme y cuidarme es mi mejor y primera opción.


mujer.jpg

M.R 37 años

Médica

Tras pasar por muchos endocrinos, psicólogos y nutricionistas porque llevo batallando con el problema del sobrepeso toda mi vida, he de decir que he encontrado en Azahara toda la profesionalidad y humanidad del mundo. Te escucha, te ayuda, te comprende. Ha sido una pieza fundamental en mi pérdida de peso. La recomiendo sin reservas, porque es de las mejores personas y profesionales que conozco.

 


mujer.jpg

A.R 50 años

Geóloga

Azahara fue clave en mi proceso de reeducación de hábitos alimentarios. Y eso que la conocí en un momento difícil. Yo navegaba en las turbulentas aguas del miedo y la indecisión, agotada después de demasiadas dietas que, una tras otra, habían terminado mal. Ella me ofreció un nuevo enfoque en mi relación con la comida que abrió un mundo de posibilidades ante mí. Con mano firme y con dulzura, con empatía y sin juicios, Azahara me enseñó a comer. Las que llevamos toda la vida luchando con los kilos sabemos que este aprendizaje vale su peso en oro. Hoy sé que ponerme en sus manos ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. Gracias, Azahara, por tu calidad profesional y por tu calidez humana.


mujer.jpg

I.B 52 años

Actuaria de seguros

Llegó un punto en mi vida en el que me paré, me miré al espejo y no me gustó lo que vi, así que decidí cambiar esa percepción, aunque no tenía muy claro cómo

A través de alguien que me habló maravillas de Azahara me decidí a visitarla, y ya va para 6 meses, durante los cuales me ha ayudado a aprender algo tan simple, como es el comer sano y bien, con lo cual tu bienestar físico y mental es infinitamente mejor, además lo hace fácil y por supuesto el resultado se ve.

La experiencia, estupenda, bueno sigue siéndolo, así que, gracias.